Slide 1
FACULTAD DE
INGENIERÍA Y CIENCIAS

Experiencias de Innovación Educativa: Dra. Marcia Zambrano Riquelme

Experiencias de Innovación Educativa: Dra. Marcia Zambrano Riquelme

Reflexiones sobre innovación

¿Por qué es importante innovar en la formación universitaria?

Creo que la innovación permite mostrar o revelar los talentos de las y los estudiantes, permitiéndoles desarrollar las potencialidades que tienen y que, a veces, ni ellos logran reconocer; lo que, con una actividad docente tradicional, podría no visibilizarse de la misma forma. Lo tradicional, a veces, no motiva a los(as) estudiantes tanto como lo novedoso o diferente, a ellos les impacta aquello a lo que no están acostumbrados, cuando salen de sus aulas y de su zona de confort.

¿Por qué eligió como tema la Clínica de Asistencia Ambiental?

La verdad que esto fue pensado y quizá motivado en el Diplomado de Buenas Prácticas Docentes. En aquella oportunidad el profesor Sr. Hugo Labate, indicaba que en algunas ocasiones la innovación docente puede llevarnos al límite, y en los bordes uno puede sentir un poco de pánico.

Las Clínicas de Asistencia Ambiental nacieron en la necesidad de innovar y acercar al estudiante con su entorno y futuro ámbito laboral.

En una conversación inicial con el colega de la Seremi del Medio Ambiente, Dr.(c) Ingeniero Dante Rodríguez, no visualizábamos el impacto que podría tener en el país. Junto a colegas del Departamento de Ingeniería Química, en su inicio, simplemente nos dejamos llevar por la dinámica de apoyo a las comunas de la Región de La Araucanía para resolver problemáticas de índole ambiental.

El trabajo situado con estudiantes, desde el año 2017, ha permitido que estudiantes de pregrado de la Facultad de Ingeniería y Ciencias, puedan tomar contacto con socios comunitarios y de primera fuente identificar sus necesidades, vinculándolos a diversas oportunidades de diseño en temas ambientales. Lo que les ha permitido conectarse con su futuro quehacer profesional, movilizando sus emociones y generando un compromiso por la confianza que los municipios depositan en ellos.

Todo esto es muy bueno para su desarrollo profesional, pero también para la Universidad porque tenemos jóvenes motivados, contentos, haciendo las cosas con mucho agrado y felices. Hoy en día existe un compromiso con estas Clínicas de Asistencia Ambiental por parte del Centro de Estudiantes de la Facultad de Ingeniería y Ciencias, y se ha establecido que los paros estudiantiles no deben afectar el funcionamiento de estos proyectos.

¿Cuál es la relevancia que tiene el desarrollar este tipo de proyectos en Chile?

Es fundamental, me puedo referir en el caso del Ministerio del Medio Ambiente y su vinculación con las Clínicas de Asistencia Ambiental en la Universidad de La Frontera. Esta innovación se ha convertido en un modelo para el resto del país. Esta casa de estudios superiores está muy bien reconocida a nivel regional y nacional por este tipo de iniciativas que permiten vincular a estudiantes de pregrado con problemáticas del territorio. Se cuenta con un manual denominado “Clínicas de Asistencia Ambiental: aprendizaje en contexto real, para la formación integral de ingenieros”, el cual está protegido por Derecho de Autor Nº297.453.

La Dirección de Innovación y Transferencia Tecnológica ha tenido la visión de empaquetar esta iniciativa y licenciarla a otras casas de estudios superiores. A la fecha han sido siete: Universidad de Santiago, Universidad del Bío Bío, Universidad Católica del Norte, Universidad de Concepción, Universidad Católica de Temuco, Universidad de Chile y Universidad Austral de Puerto Montt, quien el pasado viernes 22 de abril inauguró las “Clínicas de Asistencia Ambiental”.

¿Cuál cree que es el aporte de esta experiencia de innovación y/o impacto que tiene en el medio institucional?

Yo creo que el mayor impacto ha sido poder concitar la motivación y el compromiso de los jóvenes de las distintas áreas de formación profesional para realizar una acción de aprendizaje en servicio a la comunidad. Hemos tenido estudiantes del área psicología, ingeniería civil mecánica, civil eléctrica y en las distintas disciplinas de la ingeniería civil industrial, no tengo dudas que todos ellos han fortalecido a través de esta experiencia su mirada respecto a su futuro rol profesional y de desarrollo personal.

Tuve la linda experiencia el 2021, al cierre de la octava versión de la clínica, en la que los jóvenes que no pudieron ir a recibir su diploma pidieron venir a buscarlos. Con esto, podemos concluir que ellos valoran que se de esta formalidad, necesitaban ser parte de la formalidad y realce que se le da a su trabajo, que se expresa en la entrega de los informes finales como producto y de un diploma que reconoce su participación en una experiencia relevante.

¿Tuvo alguna dificultad en el desarrollo de la iniciativa?

Bueno, en pleno estallido social en la sexta versión de las Clínicas de Asistencia Ambiental, no fue posible realizar las actividades planificadas en terreno. Considerando esta situación, el primer semestre del 2020, estudiantes de la asignatura de Procesos Industriales diseñaron un prototipo de “Educación Ambiental”, a realizar en la comuna de Teodoro Schmidt. De esta forma, las y los estudiantes que habían visto impedido su trabajo en terreno lo hicieron en forma virtual, que en este caso fue bastante exitoso y tuvo mucho interés también por parte de los socios comunitarios.

Otras actividades de capacitación de los(as) estudiantes, consideró la creación de un concurso de “Educación Ambiental” a vecinos de la comuna. En esta iniciativa fueron partícipes del proceso de selección, constituyéndose como integrantes del jurado; estaban emocionados y comprometidos por ser parte activa del proyecto y pudieron experimentar en terreno algo que no habían podido vivir antes.

¿Qué le hizo continuar con su proyecto y no abandonarlo en el camino?

Precisamente no ver truncado los deseos de los(as) estudiantes y las expectativas que los socios comunitarios (comunas de la Región de La Araucanía adscritas al SCAM) tienen puesta en la Universidad de La Frontera.

Por otro lado, un(a) ingeniero(a) se está formando para resolver problemas en su futuro ámbito laboral, por lo cual frente a impedimentos como lo han sido la crisis social y la pandemia, fue necesario ver opciones para lograr los propósitos. Por lo anterior, teniendo en cuenta este modelo educativo experiencial y una innovación docente reconocida en el país, fue necesario ver opciones y mantener la ejecución de las Clínicas de Asistencia Ambiental de manera virtual, dando así continuidad a esta iniciativa que inició el año 2017.

Ello ha mostrado la consistencia que esta casa de estudios superiores tiene con sus desafíos. ¿Cómo enseñar a los jóvenes a que aborden problemas cuando hay dificultades sino se muestra consistencia? Yo creo que esa es la inspiración, es la consistencia de lo que uno les quiere mostrar. Y no hay nada más grato que ver jóvenes empoderados, positivos, alegres.

En distintos ámbitos ellos han participado de muchas actividades, han sido panelistas de webinar (octubre 2020) organizado por el Ministerio del Medio Ambiente, moderadores del congreso “Ciencia Ciudadana” (septiembre 2021), y en enero de 2022 fueron expositores en la escuela de verano que organizó el Ministerio del Medio Ambiente a todos los concejales del país. Desarrollaron manuales respecto del proceso de compostaje y cosecha de aguas lluvias por techo y muro (SCALLT y Ekomuro), describiendo paso a paso cómo realizar cada una de las actividades. Estos prototipos fueron realizados por los(as) estudiantes en sus casas, dejando testimonio de ello en videos e imágenes que les permitió elaborar manuales digitales que formarán parte de la biblioteca del Ministerio del Medio Ambiente. Estos jóvenes, ya han ido desarrollando habilidades que jamás habían imaginado.

Yo diría que para mí las Clínicas de Asistencia Ambiental han sido fuente de inspiración, una tremenda satisfacción y una gran alegría. Y esa alegría es la que uno anida en el corazón. Hemos ido contagiando esto con otras universidades como mencionaba anteriormente, gracias a la visión de la Dirección de Innovación y Transferencia Tecnológica de la Universidad de La Frontera. Con su apoyo se ha llevado a cabo el licenciamiento para que se instale en todas las universidades posibles, y así puedan tener la misma conexión con los problemas reales y experimentar la satisfacción que genera la primera asistencia ambiental.

Creo que la fuente de inspiración que uno tiene cuando trabaja en esto, es que la motivación es el brillo en los ojos de las personas con que uno habla.

¿Y qué les diría a los(as) docentes que estén con la intención de innovar?

Que se atrevan y no tengan miedo. Y lo más importante es que confíen en que los y las estudiantes son talentosos(as). Los estudiantes de primer año les van a sorprender. Pero tenemos que dejar de lado nuestros paradigmas, soltarlos, perder el miedo a los errores, porque errando se aprende y la ganancia de confiar en los(as) estudiantes es mucho más potente. Es mucho más significativa. Hay un tremendo equipo académico en el Departamento de Ingeniería Química que es muy bueno, como también en otros departamentos. En la medida de lo posible se han ido sumando los colegas y es muy gratificante verlos cuando trabajan juntos. La confianza en los(as) estudiantes les va a permitir en ellos generar compromiso, y el compromiso permite que este producto llegue a buen puerto.


Entrevista realizada por el Equipo de Desarrollo Docente


Imprimir   Correo electrónico
           


Universidad de La Frontera
Casilla 54-D
  Avenida Francisco Salazar 01145
Temuco - Chile